El fenómeno Trump

 

Ricardo Guelbenzu

Su rechazo desde España es ideológico, aquí no se comprende que el mundo ha cambiado, que las reglas de juego han quedado obsoletas. Nos guste o no, no podemos seguir como hasta ahora, necesitamos menos burocracia y mas competitividad como apunta Lacalle. La crisis ha llevado a las clases medias y populares a no sentirse representadas por los partidos tradicionales, el fenómeno Trump lo corrobora. Trump demostró que puede ganar elecciones sin contar con los gurús de la prensa, estos han recogido los frutos de su sectarismo y parcialidad a favor de los poderosos en la salida de la crisis.

Los americanos pagan lo que nosotros no nos gastamos en Defensa. Mientras aquí disfrutamos de unas excelentes infraestructuras, en Usa tienen aeropuertos anticuados y ferrocarriles obsoletos. Parece lógico que quieran plantearse cambiar su prioridades de gasto. La política de alianzas de Obama, dejó mucho que desear: aisló a Rusia, favoreció a China y fue muy torpe contra el Yihadismo; favoreció la extensión del Aborto y de la Ideología de Género, por eso la izquierda le apoyó.

Merkel se equivocó al abrir las puertas sin control. Que Trump intente recuperar parte de su industria deslocalizada; que cambie su política fiscal para competir mejor, parece lógico. Nosotros alargamos las subvenciones a nuestra obsoleta minería. Que mantengamos las vallas en Ceuta y Melilla, y nos parezca mal que los Usa las alarguen en su frontera sur, es hipócrita.

Qué tiene que enseñar China a Usa, cuando no avanza ni un ápice en el respeto a los derechos humanos, continua persiguiendo a los cristianos y utiliza una política de mantener baja la cotización del yuang para facilitar sus exportaciones. No se pueden sostener como hasta ahora la relaciones multilaterales y se va ha imponer las relaciones bilaterales. Trump como dijo Slim es un negociador.


Deja un comentario