Indice del Cuatripartido

Los de nuestro cuatripartito dicen que todo lo que prometieron respecto al esperado kambio se va produciendo, dicen que vivimos cerca de su anunciado “mundo de leche y miel”. Si no estuviesen ellos instalados en el Palacio de Navarra dicen que seguiríamos viviendo en una tierra oscura, gobernados “por los sin alma” de la derecha foral.

Su discurso es que “todo va muy bien, y lo que no marcha también bien, al fin y al cabo es por culpa del gobierno anterior” califican el “balance general” como positivo de su primer año de gobierno. Padecen una clara y grave pereza mental post vacacional y continúan con la empanada sectaria que les impiden ver las cosas tal cual son. Realmente se miran el ombligo, viven en un mundo irreal y utilizan su verborrea habitual la del “firme compromiso con el acuerdo programático”, la necesidad de “comisiones de seguimiento”, cierto que indican la existencia de ciertos problemas de los que por supuesto, ellos son las víctimas: “complicada situación presupuestaria de la Comunidad Foral, agravada por la interinidad en el Gobierno del Estado, el lastre económico de los ejercicios pasados de UPN que todavía condiciona las cuentas forales”.

Valoran positivamente su capacidad para llegar a acuerdos entre distintos y su capacidad para solucionar, sus desavenencias. En líneas generales, dicen que el grado de satisfacción de los miembros del cuatripartito es alto. Dicen que se van a centrar en una Ley de Presupuestos que reforzaran la educación, la sanidad y los derechos sociales. Siguen ¡vendiendo más humo que realidad! pues al margen del provecho partidista que les supone el disfrute del poder, la realidad es que intentan imponer al resto su “acuerdo programático”, un texto que los firmantes calificaron como “herramienta fundamental” para seguir profundizando en el kambio político y social en Navarra. Bueno sería que recordaran que ganaron las elecciones por los pelos, que hay muchos mas votos navarros detrás de los que no piensan como ellos, que solo su unión les permite seguir imponiendo sus criterios a la otra mayoría social.

Olvidan pequeños detalles que les afectan a su acción política, pues apostaron para que en España se posibilitara un gobierno que replicase la fórmula de Kambio a la Nabarra, y no ha ocurrido su propósito. Incluso vemos como sus “papas” del PNV tienen claro que no les interesa replicar su modelo navarro para el País Vasco, pues la correlación de fuerzas de allí ni les obliga ni les conviene.

Olvidan que en Navarra desde que están gobernando hay MAS PARO, hay MENOS EMPRESAS, hay MAS LISTAS DE ESPERA, hay MENOS INGLÉS en las escuelas, hay MAS SECTARISMO contra los adversarios políticos, hay MENOS LIBERTAD para los no correligionarios, hay MAS EUSKERA no demandado, hay MENOS RESPETO a la RELIGIÓN CATÓLICA, hay MAS EMPODERAMIENTO o numeritos de visitas de sus adictos al Parlamento, hay MAS LÍOS de BANDERAS, olvidando que la RENTA BÁSICA no la implementaron ellos ya que viene de atrás, de Gobiernos UPN. Pero ellos están encantados de conocerse e incluso el Vicepresidente Social se atreve a soñar que la onda del cambio puede y debe durar en Navarra 30 años más.

Olvidan que la actual correlación de fuerzas es distinta entre los propios miembros del cuatripartito a la del 24M del 2015. Que aunque juran que quieren continuar con el cuatripartito a largo plazo. No pueden obviar que en este momento tan complejo a nivel mundial las señas de identidad vasquistas están perdiendo terreno, que los Podemitas han avanzado, aunque también están dando muestras de debilidad ya que no es lo mismo predicar que dar trigo. En fin esperemos que con el trabajo humilde e intenso de toda la oposición podamos desmontar su “mundo de leche y miel”. Que les estropeemos sus gafas eusko matrix y se encuentren fuera del Palacio Foraly puedan ver correctamente que la realidad de la Navarra real es mucho más compleja.